Durante el último año hemos tenido que adaptarnos, sin apenas tiempo de reacción, a que millones de empleados se vean en la obligación de trabajar en remoto. Más allá de las consecuencias económicas (que serán de mucha intensidad en buena parte de las economías del mundo), la primera repercusión que hemos tenido que afrontar ha sido el “Teletrabajo”. Modalidad esta de trabajo que muchas compañías habían decidido aplazar u obviar durante todo este tiempo pero que, ahora, deprisa y corriendo, se han visto obligadas a afrontar.

La actual situación fuerza a que muchas compañías hayan tenido que tomar “medidas de último minuto” para tratar de dar solución a esta realidad que no habían afrontado previamente por distintas razones; entre ellas un liderazgo, cultura y modelo de gestión más propio del siglo XX y que ya resulta complicado utilizar con el colectivo Millenial.
En este sentido, y desde la perspectiva de la Movilidad internacional, los resultados del estudio realizado por Hasenkamp, sobre el Futuro del Talento y la Movilidad Global en España 2020-2021, señalan que es muy probable que a medio plazo podamos observar una mayor demanda de las denominadas como “asignaciones virtuales”. Sin embargo, algunas compañías apuntan que quizá esta tendencia no continúe de cara a futuro como una forma de movilidad habitual.
Esta modalidad de trabajo facilita que muchos roles puedan realizar buena parte de sus funciones de forma remota, incluso aquellos con responsabilidad regional o global. Sin embargo, en muchas otras posiciones continuará siendo un requisito la presencia física, sobre en el sector de Ingeniería, Construcción, Fabricación, etc. Según los datos obtenidos en el estudio, únicamente un 6% de las empresas declararon tener “asignados virtuales” en 2020.
Por otro lado, entorno al 70% de las empresas creen que las “asignaciones virtuales” reducirán considerablemente los gastos vs. el modelo de la expatriación “clásica”. Llama la atención las respuestas de bastantes compañías que afirman estar preocupadas por no contar con la formación y herramientas adecuadas para gestionar este tipo de movilidad.
Pensamos que una fuerza laboral más ágil y flexible, que incluya un mayor número de asignados virtuales, facilitará una recuperación post-Covid más rápida. El tiempo se encargará de decirnos si esta tendencia se convertirá o no en una ventaja competitiva para atraer y fidelizar al talento.

Autor: Hasenkamp Relocation Services Spain.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad