La necesidad de modelos femeninos

Estamos escuchando constantemente desde los departamentos de RRHH, los términos «diversidad de género», «igualdad» o «inclusión»; parece que se han puesto de moda estas palabras y a pesar de que las organizaciones y la sociedad están trabajando mucho a través de campañas de toma de conciencia e iniciativas variadas, todavía tenemos un largo camino por recorrer antes de lograr una verdadera equidad en los puestos de trabajo.

En la movilidad global también nos encontramos con esta brecha, los distintos estudios corroboran que sigue existiendo y la mayoría de las oportunidades de carrera internacional llega antes a los profesionales masculinos.

Según un estudio de la consultora Mercer de 2020, sólo el 40% de la fuerza laboral conjunta de las empresas encuestadas, está desempeñada por mujeres, un crecimiento de apenas dos puntos en cuatro años. A pesar de que ha aumentado la presencia de mujeres en cargos de dirección, la mayoría de los puestos pertenecen a cargos administrativos o de apoyo.

A pesar de que más del 80% de las empresas aseguran que es importante avanzar en igualdad y diversidad, menos de la mitad han puesto en práctica una estrategia a largo plazo para alcanzar estos objetivos, y para la movilidad global todavía menos.

Es imperativo la implementación de políticas y estrategias que permitan ampliar las oportunidades laborales para las mujeres y alinearlas con la estrategia de la empresa y sus objetivos de atracción y retención del talento.

Visibilidad y formación, claves para desarrollar el talento móvil femenino
Si bien la responsabilidad y el peso del cambio siempre debe recaer en las organizaciones, que tienen políticas y sesgos injustos, se ha demostrado que la falta de representación de mujeres en una determinada función o cargo no ayuda a que otras mujeres se vean identificadas para acceder a posiciones similares en otros países; hay que dar mayor visibilidad a las mujeres en asignación internacional y compartir su éxito.

Por eso es muy importante que desde las organizaciones se fomente y promueva desde RRHH y el área de movilidad global, la experiencia positiva de estas profesionales, este tipo de acciones inspirarán a las nuevas generaciones para acceder a oportunidades internacionales.

Otra iniciativa que ayuda mucho es el de ofrecer formación específica en la empresa, que promueva la equidad y desarrolle habilidades culturales para que las mujeres asignadas internacionalmente enfrenten de la mejor forma posible las barreras culturales en el país de destino y la conciliación familiar.

La buena noticia es que también en España como en otros países vamos avanzando hacia la igualdad de oportunidades y la paridad salarial y en el que todos en mayor o menor medida podemos aportar nuestro granito de arena.

Autor: MªEugenia Castro
Global Mobility Business Mgr
Hasenkamp Relocation Services Spain