asignados internacionales

Los asignados internacionales permiten a las empresas expandirse y desarrollar nuevos mercados, para crecer o en los tiempos que corren, seguir existiendo.

En la mayoría de las situaciones, un asignado internacional costará entre dos y tres veces más que el precio de un profesional contratado localmente.

Sin embargo, tener una persona en la que se pueda confiar para dirigir el negocio y desarrollar al talento local puede tener mejores resultados a largo plazo.

Vamos a analizar aspectos de contratar profesionales in situ y sopesar los pros y contras de enviar asignados internacionales a otros países.

Asignados internacionales: PROS

Calidad vs ahorro de costes
Según la experiencia de muchas empresas, la contratación de empleados locales puede ser extremadamente difícil, especialmente si se está tratando de abrir una nueva filial. Esto se debe a que la mayoría de los candidatos locales no siempre entienden la política de la compañía. Por otro lado, enviar a alguien que conozca por dentro la empresa facilitará la formación de los trabajadores locales.

Otra ventaja es que un asignado internacional con experiencia puede asumir sobradamente las funciones y objetivos de la organización desde el primer momento. La contratación de profesionales locales puede parecer una solución menos costosa en el corto plazo, pero lo que podemos ahorrar aparentemente nos puede perjudicar con malos resultados a largo plazo.

Por supuesto, esta decisión puede variar de una situación a otra y dependerá del tipo de proyecto a realizar, para puestos claves o estratégicos se aconseja enviar a managers que conozcan el sector y la cultura de la empresa, lo ideal es trabajar con una combinación de asignados y trabajadores locales.

El país de destino tiene poco talento especializado
Otra razón para enviar asignados internacionales es la dificultad de encontrar el talento local apropiado dentro de un determinado sector. En este escenario, los costes de contratar empleados locales con conocimientos pueden ser, además, muy altos en tiempo y dinero.

El proyecto debe cumplir con los estándares de calidad de la empresa en origen.
Esta es una de las situaciones en las que enviar un equipo de asignados internacionales expertos tiene más sentido. Muchas compañías manufactureras eligen profesionales brillantes para representar sus operaciones internacionales y formar a los empleados locales. Estos ocuparán posiciones de gerente general, supervisarán las operaciones y se asegurarán de que todos los esfuerzos comerciales cumplan con las regulaciones de la matriz.

Asignados internacionales: CONTRAS

Los asignados internacionales son más caros y a veces problemáticos
Los asignados en sí mismos no son problemáticos, pero sí se asegurarán de cubrir todos los gastos de viaje, evitar problemas de visas, diferencia de impuestos del país de origen o destino, etc. En cualquier caso, debe evaluarse si vale la pena este coste significativamente mayor vs al retorno de inversión y lo que debería aportar.

Alto nivel de estrés y frustración
Los estudios han demostrado que algunos expatriados, especialmente aquellos que realizan trabajos extremadamente exigentes, tienen un alto nivel de estrés y agotamiento. Este problema es el resultado de varios factores, incluidas las barreras del idioma, estar lejos de amigos y familiares, tener que lidiar con una cultura completamente nueva y la sensación de aislamiento. Por eso es importante hacer una buena selección antes de enviar un asignado, un profesional en origen no es garantía de éxito en otro país.

Compliance legal y fiscal
Algunas empresas han sido multadas o vetadas para operar en un determinado país porque no cumplían los requisitos de inmigración o fiscalidad; para el asignado internacional la situación puede ser aún más compleja y derivar en una mala experiencia.

Concluyendo, los profesionales con talento, con conocimiento de la empresa y habilidades de liderazgo, son excepcionales, más si deben gestionar con menos recursos y cumplir con las expectativas del negocio en el corto plazo.

No se debe decidir sin tener un estudio meticuloso de lo que implican todos los costes, regulaciones e implicaciones subyacentes de asignar un empleado al extranjero. Aquí debemos tener en cuenta la vivienda, mudanza, paquetes de relocation, obligaciones fiscales y de seguridad social, así como apoyo al cónyuge y la familia.

El asignado necesitará algo de tiempo y formación para adaptarse a una cultura e idioma completamente nuevos, afortunadamente hoy contamos con empresas especializadas en servicios de movilidad internacional que facilitan a través de paquetes adhoc, la instalación del asignado y su familia en el menor tiempo.

Autor: Mª Eugenia Castro
Global Mobility Business Mgr